Category: El viaje

El cuarto día – Colta y Quito

Hoy fuimos a la escuela milenio en Colta, una ciudad cerca de Riobamba. Allí vimos a 250 estudiantes y algunos adultos. Los estudiantes menores eran muy chistosos y les interesaban mucho los detalles de la oftalmología. Después de trabajar por tres días examinando los ojos de los niños, los estudiantes estaban más confortables con el proceso. También, por la mañana dos estudiantes andaban con el doctor Silbert en las visitas post operatorias.

Después de viajar a Quito por 4 horas en el autobús, cenamos una variedad de comidas de Peru, Colombia, y Ecuador en el restaurante Mucuraec (https://www.facebook.com/Mucuraec/). Algunos de nuestras comidas favoritas eran el jugo de chicha y los tortellini de cuy. La familia anfitriona de Gabriela, quien pasó tiempo en Quito por dos veranos, era dueño del restaurante. Era un honor ser las primeras personas para disfrutar de esta deliciosa comida. Después de nuestra cena, regresamos al hotel Sierra Madre para descansar antes del próximo día de trabajo.

Today we went to the millennial school in Colta, a city near Riobamba, where we saw 250 students and a few adults. The younger students were very funny and very interested in the details of ophthalmology. After working for three days examining the children’s eyes, the students were more comfortable with the process. In the morning, a couple of students also went on the post-operative visits with Dr. Silbert.

After driving four hours to Quito, our dinner was a variety of foods from Peru, Colombia, and Ecuador in Múcura. A couple of our favorite foods were the chicha juice and the guinea pig tortellini. The restaurant was owned by Gabriela’s host family from her two summers in Ecuador. It was an honor to be the first people to enjoy the delicious food. After dinner, we went to the hotel Sierra Madre to rest up for our next day of work.

– Cody y Colin

Séptimo Día

Hoy fue nuestro ultimo dia y lo pasamos explorando la ciudad de Otavalo. Fuimos al mercado de Otavalo, el más grande mercado de artesanías de Ecuador. Ahí los estudiantes compraron artesanías, como cobijas, joyas, muñecas y ropa. Despus almorzamos en un restaurante tradicional y de ahí fuimos a ver la cascada de Peguche. Hicimos un a sesión de fotos y nos mojamos mucho pero estabamos felices de la vida. Y de ahí fuimos rumbo al aeropuerto.

 

Today was our last day, and we spent the day exploring the city of Otavalo. We went to the Otavalo market, the biggest artisan market in Ecuador. There, the students bought handmade crafts like blankets, jewelry, dolls, and clothes. After, we ate lunch in a traditional restaurant and from there we went to the Peguche waterfall. We had a photo shoot and we got wet, but we were very happy. From there, we headed to the airport.

Día sexto

Hoy fue el segundo día en Otavalo, y estamos muy tristes de que sea el último día trabajando con los niños. A pesar de esto, estamos felices de alcanzar nuestra meta de ayudar a más de 1.200 niños en total. Aunque hemos visto tantos estudiantes, ¡los niños siguen siendo adorables! Esta escuela era más urbana y parecía tener más recursos que las otras, pero tenía más casos graves y la mayoría de los alumnos necesitaban lentes. La diferencia entre los datos de las escuelas urbanas y rurales es un tema muy fascinante porque las necesidades son tan distintas entre cada población. Después de despedirnos de los niños, tuvimos tiempo en la tarde para descansar y recorrer el pueblo de Otavalo. Algunos fuimos a comer quimbolitos y humitas con café, los cuales son dos platos ecuatorianos típicos. Luego cenamos y fuimos a comer un heladito de paila (sí, nuestros días consisten en comer y trabajar). Ahora nos encontramos en el hotel cansados pero emocionados de ir al mercado mañana para comprar recuerdos para nosotros y nuestras familias. ¡Hasta mañana!

Abrazos, Betsy y Gaby

 

Today was the second day in Otavalo, and we are very sad that it is the last day working with the kids. Despite this, we are happy that we met our goal of examining 1,200 kids in total. Even though we’ve seen so many students, they are still adorable! This school was more urban and appeared to have more resources than the others, but it had more severe cases and the majority of the students needed glasses. The difference between the data from urban and rural schools is a really fascinating topic because the needs are so disparate between the populations. After saying goodbye to the kids, we had time in the afternoon to rest and explore the town of Otavalo. Some of us went to eat quimbolitos and humitas, which are two typical Ecuadorian dishes. Later we ate dinner and went to eat ice cream (yes, our days mainly consist of eating and working). Now we are in hotel, tired but also excited for the market tomorrow to buy souvenirs for our families and ourselves. See you tomorrow!

Día Cinco

Hola,

Hoy fuimos a una comunidad rural, fuera de Otavalo. En vez de estar a 12.000 pies, la altitud sólo era 9.000 pies, entonces, teníamos mucha energía para jugar con los niños. Vimos a 320 niños! Fuimos a una celebración esta noche, donde mucha gente compartió su agradecimiento por el trabajo de la misión. Fue muy impresionante ver cuántas personas de diferentes naciones y organizaciones  se han  juntado para ayudar a los niños. La clínica de Fibuspam nos mostró su gratitud al darnos un regalo de ropa tradicional: ponchos para los hombres y chalinas para las mujeres. Qué chévere fue juntarnos con la gente con que hemos trabajado esta semana a través de bailar a la música ecuatoriana. Durante la celebración, tuvimos la oportunidad de reflejarnos sobre el trabajo que hemos hecho. Cada día hemos mejorado y nos hemos hecho más eficaces en nuestro trabajo en la clínica. Esperamos que al fin del día mañana alcancemos nuestra meta de ayudar a 1.200 niños. Estamos muy entusiasmados por tener nuestro último día en la clínica, aunque extrañaremos trabajando con los niños y teniendo la oportunidad de ayudarles.

 

Today, we went to a rural community outside of Otavalo. Instead of being at 12,000 feet, the altitude was only 9,000 feet, so we had a lot of energy to play with the kids- we were able to see 320! We went to a celebration tonight, where many people shared their thanks for the work of the mission. We were so impressed to see how many people from different nations and organizations came together to help the kids. Fibuspam showed us their gratitude by presenting us with traditional Ecuadorian clothing – ponchos for the boys and shawls for the girls. It was so cool to connect with the people we have worked with this week through dancing and Ecuadorian music. During the celebration, we had a chance to reflect on our work in the clinic. We hope that tomorrow we are able to reach the mission’s goal of helping 1,200 kids. We are very excited to have our last day in the clinic, even though we will miss working with the kids and having the opportunity to help them.

 

-Ariella y Kennedy

Cuarto día: Colta

Hoy ha sido un día muy productivo: vimos a unos 250 niños en una escuela muy grande de Colta, a unos 20 minutos de Riobamba. El doctor Silbert y dos estudiantes hicieron las visitas post operatorias y volvieron muy satisfechos pues todas las cirugías han salido con éxito. Estamos agotados porque después del trabajo viajamos hasta Quito. Al menos como recompensa tuvimos una cena exquisita en este local:   https://www.facebook.com/Mucuraec/

 

Los estudiantes están haciendo un trabajo fantástico, siempre dispuestos a ayudar y sobretodo con muy buen ambiente. Como líder de este grupo, estoy muy orgullosa.

 

A very productive day: about 250 kids screened today. We traveled from Colta to Quito and had a terrific dinner, but we are going straight to bed since tomorrow we are leaving at 5:30 for Otavalo.

As the leader of this group I am beyond proud of the work of my students: always eager to help with a smile.

Tercer Día: Alausí

Esta mañana fuimos a una escuela en una comunidad rural para examinar y tratar los ojos de los estudiantes y los profesores allí. Examinamos casi 150 personas en tres horas. Después de los exámenes jugamos fútbol y otro juegos con ellos y compartimos nuestros himnos nacionales. En la tarde, todos fuimos a la clínica de FIBUSPAM y tuvimos la oportunidad de observar una cirugía oftalmológica.

This morning we went to another school in a rural community to perform eye examinations on the students and teachers. We saw approximately 150 people in about three hours. After the exams, we played soccer and other games with the kids, and we took turns singing our national anthems for each others. In the afternoon, we all went to the FIBUSPAM clinic and had the opportunity to observe eye surgeries.

Segundo Día – Sibambe

Hoy fue nuestro primer día de trabajar en la comunidad con los niños.  Visitamos  una escuela en Sibambe, donde proveímos más de 200 exámenes oftalmólogos para determinar el tipo de atención medica que necesitan los estudiantes.  La mayoría de los niños tienen la visión normal, aunque muchos nunca han visitado a un oftalmólogo.  Sin embargo, algunos otros requieren  lentes, y una proporción muy pequeña necesita cirugía.  El proceso consiste en varias maneras de evaluar la agudeza visual y preparar los ojos para la revisión de Dr. Silbert.  Fue muy extenuante, pero, a la misma vez, es extremadamente gratificante saber que nuestro trabajo traerá los lentes y la atención médica a los que necesitan lo más.  ¡Estamos muy emocionados continuar con nuestra misión y ayudar a tantos niños como sea posible!

 

Today was our first day of working in the community with the children.  We visited a school in Sibambe, where we provided more than 200 ophthalmological examinations in order to determine the type of medical attention that the students need.  The majority of the children have normal vision, even though they have never been to an eye doctor.  However, some require glasses and a small proportion need surgery.  The process consisted of various aspects ways of screening their visual acuity and preparing them for Dr. Silbert’s exam.  It was a very tiring day, but at the same time, it is extremely gratifying to know that our work will bring glasses and medical attention to those who need it most.  We are so excited to continue with our mission and help as many children as possible!

Primer día – Quilotoa

Empezamos nuestro día con un breve tour de Quito en camino a la laguna de Quilotoa. Llegamos a Quilotoa alrededor del mediodía y nos quedamos asombrados por el hermoso paisaje. Estuvimos a más de 12,000 pies de altura e hicimos una caminata hacia la laguna para hacer kayak. Almorzamos alrededor de las tres y luego nos pusimos en camino hacia Riobamba, donde cenamos y nos quedaremos esta noche.

We began the day with a brief tour of Quito on our way to the Quilotoa Lagoon. When we arrived to Quilotoa around noon, we were mesmerized by the sublime scenery of this natural paradise. We were above 12,000 feet and hiked down to kayak in the lagoon. We had lunch at about 3pm and then made our way to Riobamba, where we had dinner and will spend the night.

Llegamos

Después de un  largo viaje con  algo de retraso, estamos en Quito, en un hotel de  una zona muy moderna de la ciudad. Mañana saldremos para Riobamaba con parada en la laguna Quilotoa. Ahora son las tres y media de la mañana para nuestros cuerpos así que vamos a dormir. Mañana más.

 

We made it to Quito after some delay. It is 3:30 am right now. We are going to sleep since tomorrow we’ll do some hiking. See you tomorrow!

Listos para salir

Con  esta energía positiva de nuestra querida Anastasia Vrachnos despedimos la primera parte del semestre y nos disponemos a salir para Ecuador. Mañana sábado a las 2:00pm despega nuestro avión rumbo a Florida y de ahí a Quito.  Las  seis primeras semanas del curso han pasado volando pero a la vez parece mentira que este proyecto que lleva gestándose desde mayo de 2016, se vaya a hacer realidad mañana mismo. Muy agradecida a todos los que  me han ayudado  : Ken Nickerson, Kristina Graff, Anastasia Vrachnos, Erin Wolf, los Silbert, Heather Modjesky , Sarah Marjane y el departamento de Español y Portugués. 

© Copyright 2018 The Trustees of Princeton University
The McGraw Center for Teaching and Learning resides within the Office of the Dean of the College